El efecto Batterfly

La voz armónica de la soprano bate sus alas en el Teatro de La Scala de Milán, provocando un tsunami acústico a miles de kilómetros de distancia. 

Mientras tanto, en el Palacio de la Ópera de Sídney, los espectadores que aguardan el comienzo de “Madame Butterfly”, sienten como en sus estómagos comienzan impacientes a revolotear un sinfín de arias.